Jorge Duque, El Maestro Costurero


Jorge Duque

Fotos Cámara Lúcida y archivo


NO HAY NINGUNA DUDA de que Jorge Duque está marcado por su formación como fisioterapeuta. Al ver sus diseños y deshilvanarlos poco a poco, la magia de sus creaciones se va traduciendo en construcciones perfectas, a través de cortes y costuras, de piezas únicas que dejan ver el enorme conocimiento que el paisa tiene del cuerpo humano.

Hablar con él es un placer. Sus anécdotas son tan divertidas como su enorme respeto por un oficio en el que ha sido autodidacta, pero del cual tiene un conocimiento profundo. Uno de los más grandes que he encontrado en todos mis años como periodista de moda. Coser le encanta. Cortar le apasiona. Descubrir los patrones de las piezas que le llaman la atención es uno de sus grandes placeres. “Aprendo más desbaratando que armando”, dice con la picardía de quien hace alguna pilatuna para satisfacer su curiosidad. Y ese ha sido uno de sus mayores secretos: aprender del oficio mismo. Amable como siempre, me recibe en su estudio-taller donde se respira moda y se ve el espíritu de su marca: hecho a pulso, hecho a mano. Lo conozco hace varios años, mucho antes de que fuera tan ‘deseado’ por el mundo de la moda, y he visto cómo ha construido puntada por puntada su nombre, al lado siempre de Santiago Escobar, su compañero, su socio, su polo a tierra, su gran amor. Y no ha sido fácil. Su carrera ha tenido altibajos, pero siempre ha estado marcada por ese gran talento que tiene, por una creatividad sin límites y por una perseverancia admirable. Jorge Duque Vélez es hoy una firma reconocida que lleva el sello “hecho en Colombia”, pero que es mucho más que eso: algunas de sus piezas ya son de colección.

 

* Revista Divagando/ Pilar Luna/ Edición #2


Jorge Duque

Fotos Cámara Lúcida y archivo

Jorge Duque

Fotos Cámara Lúcida y archivo